Que las blogueras no me dejen ver el bosque

16 Jun

EL HOMBRE CONFUSO

photo-by-michel-comte-1992

Me sorprende la gente que no para de fotografiarse. Es un fenómeno que no entiendo, aunque lo mismo dirán ellos de este anonimato sin rostro cultivado desde hace más de siete años. Constantemente veo a mi alrededor virtual gente que vive por y para hacerse fotos. No para hacer fotos, sino para hacerse fotos. El matiz es muy importante. Personas que dedican su vida, o al menos una gran parte de ella, a selección modelitos y hacerse fotos de lo más corrientes, para luego compartirlas en sus propias páginas y redes sociales. Me gustaría ser sociólogo o psicólogo para hacer un estudio en profundidad de todo esto, pues no deja de parecerme curiosísimo imaginar a alguien organizando sus propias localizaciones, buscando entre sus amigos y amantes a alguien capaz de disparar bien una cámara, seleccionando sus propios estilismos y luego comentándolos con toda la intensidad del mundo. Después de eso…

Ver la entrada original 617 palabras más

¡Eh, tú! ¡Dime que te parece!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: